LISTADO DE PICOS

martes, 30 de agosto de 2016

Pico Cristales (2.889 m.) y Pico de los Musales (2.654 m.), circular desde La Sarra


Desde el Musales observamos el recorrido aproximado que hemos seguido hasta el Pico Cristales


Domingo. 28 de agosto de 2016,
  Pico Cristales, otra gran cumbre eclipsada por el Balaitous y la Gran Facha. Similar suerte corren el Cambalés, La Peña Aragón o el Pic de la Peyre, por citar algunos. Es el precio a pagar cuando se comparte escenario con tan insignes vecinos.
  Pero es precisamente la soledad que brinda, y la relativa sencillez de su ascensión, la que nos anima a rendirle visita. Esta vez me acompañará Iñaki, que impondrá su ritmo cuartelero y convertirá una excursión de un día entero en una matinal, para desgracia de mis pobres piernas.
  Cristales, de nombre frágil, pero de consistencia dura y rocosa. Montaña fronteriza, Gavizo-Cristail lo llaman los franceses.
  Buen mirador, es su cumbre puerta de entrada a la "Cresta del Diablo". La toponimia hace justicia en este caso: Línea quebrada de bloques, agujas, cuernos, gendarmes y resaltes que se unen a la Cresta Costirellou. Auténtico paseo por el filo de la navaja hasta el Balaitous, solo apto para alpinistas experimentados. Nosotros nos conformaremos con contemplarla desde nuestra privilegiada atalaya.
  Salimos del embalse La Sarra (1.430 m.) y seguimos el GR11 que remonta junto al Río Aguas Limpias hasta el Embalse de Respomuso.
  Continuamos por la orilla norte hacia el Refugio de Respomuso (2.150 m.) y unos metros antes de llegar al Edificio giramos a la izquierda para seguir unos minutos por el GR en dirección "Gran Facha".
  Tras caminar escasamente 200 metros abandonamos el cómodo sendero balizado y nos desviamos por la izquierda. A partir de este momento avanzaremos por terreno no marcado hasta la cumbre del Pico Cristales.
  Por nuestra izquierda hay unos resaltes difíciles de ascender. Por tanto avanzamos unos 800 metros en dirección Este, siguiendo una marcada vaguada que nos guiará hasta un pequeño Ibón escondido (2.230 m.). Allí nos fijamos por la izquierda en una amplia canal herbosa por donde circula un minúsculo torrente. Ascendemos fácilmente por ella hasta la parte alta de las escarpaduras.
  El terreno comienza a tornarse pedregoso, lo que se convertirá en una constante durante el resto de la ascensión. Caminamos en dirección noreste,  siempre en ascenso, superando los aterrazamientos repletos de bloques que conforman la ladera meridional del Cristales.
  Eligiendo el camino con intuición la dificultad es escasa. Se trata de dar un rodeo hasta alcanzar la vertiente este de la cresta cimera, que por su flanco sur se nos muestra vertical y escarpada, y por ello la bordeamos.
  Los doscientos metros finales de ascensión son los más fatigosos, la pendiente no da tregua y los bloques se entremezclan con tramos de piedra más fina y resbaladiza. Los bastones vienen bien en esta parte.
  Pisamos la cima del Pico Cristales (2.889 m.). Descansamos y comemos mientras disfrutamos de la magnificencia del Circo de Piedrafita desde las alturas y la "acongojante" visión de la Cresta del Diablo, que nos queda a tiro de piedra mirando hacia el Balaitous.
  Para descender optamos por la ruta "normal". Bajamos en dirección Este, por la arista fronteriza que se descuelga hacia el Collado de la Piedra de San Martin. Ahora encontramos numerosos hitos.
  Perdemos altura con rapidez. El tipo de terreno no varía: piedra y bloques.
  En lugar de llegar hasta el mismo collado de la Piedra de San Martin decidimos atajar hacia el sur en busca del rellano del Ibón de Campoplano, que vemos abajo. También hay hitos marcando esta bajada. Las pedreras van dando paso a laderas herbosas, aunque empinadas, por donde perdemos altura a base de zig-zags.
  Enlazamos con el GR que bordea el Ibón de Campoplano por el sur. Pero nuestra ruta será circular, así que unos metros antes de llegar al edificio que hay junto al ibón en lo alto de un promontorio nos desviamos a la izquierda (2.170 m.). De esta forma cruzaremos el río Aguas Limpias por un pequeño dique de hormigón y enlazaremos con el sendero que recorre la vertiente sur del Embalse de Respomuso.
  Por cómodo camino llaneamos hacia el oeste un buen rato contemplando las azules aguas de Respomuso por nuestra derecha. Sobre la cota 2.150 vemos un hito que marca por la izquierda la senda que sube hacia el Collado de Musales y por allí nos desviamos.
  Con paciencia remontamos los más de 400 metros de desnivel que nos separan del Collado de Musales (2.569 m.). La salida al collado exige una pequeña trepada, fácil, que requiere algún apoyo de manos.
  Alcanzado el collado decidimos subir también a la cumbre del Pico Musales (2.654 m.), pues está muy cerca. Nos llevará escasos 10 minutos.
  Otro pequeño descanso en la cumbre e iniciamos el descenso. Regresamos al collado y nos lanzamos por la bien definida senda que por la vertiente sur nos llevará hasta Ibonciecho, un curioso lago circular alojado en una pequeña cubeta sobre la cota 2.225 m.
  Desde el ibón seguimos en dirección suroeste hasta el rellano donde se encuentra el llamado Chalet del Ingeniero (2.020 m.), donde también se levanta una enorme antena pasiva de forma cuadrangular.
  Allí enlazamos con la pista de Ibonciecho, cuyo trazado nos devolverá a la Sarra. Afortunadamente existen numerosos atajos que evitan las largas lazadas que hace la pista rodada. 


Embalse de Respomuso


Refugio de Respomuso

Al llegar al pequeño ibón escondido giramos a la izda. y subimos por una fácil canal herbosa


Respomuso va quedando abajo


Pedreras camino de la cima

  
Pico Cristales


Vistas hacia Francia. PIc Soulano


Crestas del Diablo y de Costerillou con el Balaitous al fondo


Embalse de Respomuso desde la cima del Cristales. Se aprecia la senda por el lado sur por donde luego caminaremos hacia el Musales


Frondiellas, Balaitous y sus crestas

  
Bajando hacia el Collado de la Piedra de San Martín


Atajamos hacia los rellanos de Campoplano


Bordeamos el Ibón por la orilla sur y antes del Edificio que se ve sobre el promontorio nos desviaremos a la izda.

  
Cruzamos el Aguas Limpias por este dique


Largo llaneo en dirección al Musales


Embalse de Respomuso y Pico Cristales al fondo


Circo de Piedrafita, precioso lugar lleno de posibilidades


La pedrera previa al Collado de Musales. Se accede con una sencilla trepada


Desde el Collado de Musales ya vemos la senda por donde bajaremos hacia Ibonciecho y La Sarra


Cima del Pico de los Musales

  
Zoom al Pico Cristales y Cresta del Diablo. De allí venimos


Vistas al Collado de Musales. Sanchacollons y Pico de la Forqueta al otro lado del collado


Bajando hacia Ibonciecho por buena senda


Ibonciecho y Sallent de Gállego abajo

  
Buenas vistas del Valle de Tena. Peña Foratata en primer plano y Sierra de la Partacua a lo lejos


Soques, Ferraturas y otros picos fronterizos de Formigal al fondo


Enlazamos con la pista de Ibonciecho. Un ciclista llegando arriba


Chalet del Ingeniero. A partir de aquí bajaremos hacia La Sarra por la senda que acorta las lazadas de la pista


Pano en el Pico Cristales. Foto cortesía de Iñaki


Pano en el Pico Musales. Foto cortesía de Iñaki


Mapa con el recorrido realizado (fuente IGN)


martes, 23 de agosto de 2016

La Zapatilla (2.252 m.) y Sima de Tortiellas


Mar de nubes y Midi d'Ossau al fondo. Tramo con patio al poco de comenzar la ascensión


Domingo, 21 de agosto de 2016,
  Ascensión al Pico de la Zapatilla, un icono de Candanchú. La vía que asciende por la vertiente norte ha sido equipada con cable de vida lo que permite alcanzar la cima con un kit de ferrata.
  El apropiado nombre de "Zapatilla" se debe a que su aspecto se asemeja a una enorme huella humana con el "talón" en la parte inferior y la “planta” en la parte superior, una empinada ladera caliza de unos 200 metros de desnivel y con algún tramo de unos 40º de inclinación. Ambas partes están divididas por un acusado resalte (que luego superaremos por una chimenea perforada).
  Para complementar la actividad descenderemos por la "Sima de Tortiellas" para lo cual necesitaremos una cuerda de 60 m. y frontal (se realizan tres rápeles y ninguno llega a los 30 metros). Este descenso es opcional ya que se puede regresar andando por las pistas de esquí.
  Desde el Aparcamiento de Candanchú (1.575 m.) comenzamos a caminar hacia el suroeste por la pista de servicio de La Rinconada con la vista puesta en el "Tubo de la Zapatilla", una amplia canal a la izquierda del Pico de la Zapatilla, objeto de deseo invernal de muchos esquiadores pero que en verano es un poco atractivo embudo de piedras y derrubios.
  Tras la corta aproximación entramos en la pedrera y comenzamos a ganar altura. Cuando la pendiente aumenta y se hace incómoda nos aproximamos a las paredes de la derecha y localizamos el inicio de la Vía (cota 1.940 m.) No hay pérdida, hay una placa explicativa y veremos también el cable de vida. La chimenea es sencilla (II) y se abre entre dos estratos de diferente color de tonos ocres y blanquecinos.
  Un poco más arriba realizamos un flanqueo ascendente, fácil pero con buen patio por la derecha, aminorado  por la seguridad que proporciona el cable de acero.
  Tras superar unas lajas calizas la sirga finaliza momentáneamente para transitar por un rellano herboso. Damos un rodeo por la derecha y enseguida localizamos la chimenea perforada que nos permitirá superar el escalón de la "suela" de la Zapatilla.
  Un senderillo atraviesa una corta pedrera en diagonal y nos deposita al pie de la chimenea (cota 2.100 m.) De nuevo encontramos cable de vida. En el tramo más atlético (III)  encontraremos incluso dos grapas que rebajan el grado y facilitan la salida. La chimenea desemboca realmente en una cueva pero nosotros atravesamos por la izquierda una abertura que nos deja al pie de la "suela" de la Zapatilla, justo encima del resalte del "tacón".
  Ascendemos ahora por la larga e inclinada ladera, en constante ascenso y con algún tramo de pronunciada pendiente, pero de forma segura con los mosquetones abrazados al cable.
  Llegamos arriba, una amplia cresta herbosa que constituye la antecima. Para llegar a la cumbre tendremos que continuar caminando unos metros al sur y trasponer un resalte bastante expuesto (II+). Cuidado porque aquí no hay cable de vida (hay anilla para montar un rapel si lo deseamos). De todas formas la cima es opcional y si no lo tenemos claro es mejor no pasar.
  Tras pisar la cumbre de La Zapatilla (2.252 m.) regresamos a la antecima y comenzamos a descender por la vertiente Este. Se trata de una ladera inclinada con algún resalte (II), equipada también con cable de vida.
  Llegamos al Collado del Tubo de la Zapatilla y desde allí perdemos algo de altura hacia el sur para caminar por la herbosa vaguada que baja hacia los Llanos de Tortiellas.
  Recorrido casi un kilómetro llegamos al desembarque del Telesilla  de Tortiellas. Avanzamos luego en ligero ascenso unos metros al noreste para asomarnos a un collado herboso. Allí localizamos el sendero que por una inclinada ladera nos acerca en menos de cinco minutos hasta la entrada de la Sima de Tortiellas (cota 1.990 m.)
  Hay dos bocas de entrada. Elegimos la de la derecha porque cuenta con una reunión bastante nueva y nos gusta más la salida.
  Nos metemos en la oscura sima rapelando unos 20 metros verticales, aunque no volados. Al alcanzar el primer rellano giramos a la izquierda (derecha si miramos la pared) y enseguida localizamos la siguiente reunión.
  El segundo rapel es bastante tumbado, con alguno pequeño escalón y con piedra suelta (precaución de no tirar basura a los compañeros) y al llegar abajo ya vemos la boca de salida.
  Recuperamos cuerda y por terreno pedregoso perdemos unos metros hacia la luminosa salida. De nuevo localizamos en la pared de la izquierda la tercera reunión. El tercer rapel también es tumbado, con piedra suelta, y con un resalte de salida.
  Una vez fuera recogemos la cuerda y arneses y bajamos por una ladera bastante empinada en busca de las cercanas pistas de esquí por donde regresaremos  al punto de inicio, muy contentos de esta curiosa y variada actividad matinal.

Recorrido aproximado de la Vía Equipada

Dejamos atrás Candanchú y nos aproximamos al Tubo de la Zapatilla


Inicio de la Vía. Se ve el cable de acero. Chimenea sencilla


Tras la chimenea un tramo expuesto. Precioso mar de nubes


Caminamos entre las rocas ocres y las blanquecinas


Nos encontramos con esta araña vigilando el cable de vida. ¡Cuidado donde ponéis las manos!


Un tramo por la caliza


Francía duerme bajo la niebla


Las nubes aguantaron gran parte de la mañana


Un pequeño rellano herboso


Enseguida veremos por nuestra izda. la Chimenea perforada


Chimenea perforada que nos permitirá salvar el resalte entre "el tacón" y "la suela" de La Zapatilla


La chimenea vista desde abajo


Ascendiendo la Chimenea


Hay buenas presas y en la parte de arriba dos pequeñas grapas


Por detrás sobresalen las cimas fronterizas del Valle de Hecho-Ansó


Atravesamos el agujero de la Chimenea perforada


Y salimos a la Suela. Nos queda una ascensión de casi 200 metros por la pared caliza


Llegando arriba


Dejamos atrás la antecima y vamos a por la verdadera cima


En la antecima hay dos montañeros que luego saltarían en parapente. Midi d'Ossau al fondo


Cima de la Zapatilla


El Aspe casi al lado, por encima de la Tuca Blanca


Volvemos a la antecima


Esta brecha tiene un paso expuesto. ¡Mucha precaución! (hay una anilla para montar un rapel en caso preciso)


Desde la antecima bajamos por la vertiente este hacia el Collado del Tubo de la Zapatilla, que se ve abajo


Tenemos también sirga para asegurarnos


Algún pequeño destrepe. El Midi siempre visible al fondo


Sendero que conduce a la Sima


El sendero está pisado y transita por una ladera empinada


Entrando en la Sima de Tortiellas, primer rapel


La boca de entrada vista desde el fondo del primer rapel


Vamos a por el segundo rapel. La instalación está en la pared de la izda.


Segundo rapel. Utilizamos los frontales
  
Bajamos a buscar la reunión del tercer rapel, también en la pared de la izda.


Tercer rapel


Mucha piedra suelta


Sara silueteada en la Boca de Salida

  
Al salir giramos a la izda. y descendemos en busca de las pistas de esquí


Boca de Salida de la Sima de Tortiellas


Un sarrio que no se asustaba


Lo teníamos a cinco metros y no se marchaba


Último vistazo a la Zapatilla bajando de la Sima


Mapa con el recorrido (fuente IGN)




  • Crónica de Sara (pinchar aquí para ver la reseña y fotos de Sara)


  • Leer más...