LISTADO DE PICOS

jueves, 22 de agosto de 2013

5 cumbres del Vignemale por la Moskowa

Día 1: Bujaruelo - La Moskowa – Pico Central (3.235 m.) – Pico Cerbillona (3.247 m.) - Clot de la Hount (3.289 m.) - Pique Longue de Vignemale (3.298 m.) - Pitón Carré (3.197 m.) - Refugio Baysellance

Carlos progresa hacia el Collado Lady Lister tras dejar atrás la Moskowa

17 de agosto de 2.013,

   A veces, planificando rutas en casa de las que yo llamo “cinco estrellas” te asaltan dudas sobre si el reto será demasiado ambicioso. Este fin de semana nuestro plan es de envergadura, no por la dificultad técnica, sino por el desnivel y las distancias.  Pero un reto, si no se asume, no deja de ser un sueño no cumplido.

   Ya hace 3 años que hicimos la Circular al Macizo de Vignemale ascendiendo al Petit Vignemale, posiblemente su tresmil más sencillo porque no se pisa el glaciar. En esta ocasión la ruta será mucho más alpina y exigente. Queremos subir por el corredor de la Moskowa directamente desde Bujaruelo, con el equipo y provisiones para dos días, exceptuando la cena que haremos en el Refugio de Baysellance.

   Llevamos anotados 7 tresmiles para el primer día, todos ellos accesibles sin uso de cuerda por sus rutas más sencillas, pero tenemos dudas sobre el estado del glaciar y la rimaya, pues ese se nos antojaba el factor clave que determinaría el poder completar todas las cimas, como así fue.

   Nos damos un madrugón considerable. A las 4:10 ya hemos aparcado junto al Refugio de San Nicolás de Bujaruelo (1.338 m.) y comenzamos nuestra aventura con los frontales.

   En plena noche caminamos por la pista que sube hacia Ordiso remontando el río Ara. En una hora alcanzamos Cabaña de Ordiso (1.591 m.) y nos desviamos a la derecha por la senda que lleva hacia la cabecera del Ara, con el sonido del torrente acompañándonos siempre a nuestra izquierda.

   El cielo está despejado, da gusto contemplar el cielo estrellado con tanta nitidez. De vez en cuando vemos alguna estrella fugaz cruzar el firmamento.

   Otra hora más de caminata y llegamos a la Cabaña del Cerbillonar (1.800 m.). Algunos montañeros han pasado la noche allí y comienzan a despertarse. 

   Enseguida tendremos que abandonar el GR11 y desviarnos hacia el norte para acometer la larga y dura subida hacia el corredor de la Moskowa. Llevamos un track que seguimos con el GPS en la oscuridad de la noche. Dejamos el barranco de Labaza a nuestra izquierda y realizamos algunas trepadas muy sencillas. El barranco va quedando encajonado cada vez más abajo conforme nos acercamos a una cascada que baja con bastante caudal.

   En la parte superior nos topamos con algunos pinos que dificultan el avance y nos obligan a agacharnos o dar pequeños rodeos para esquivarlos. Entretanto va amaneciendo. Observando el otro lado del barranco quizás hubiera sido mejor opción subir por la otra orilla pues por allí apenas hay vegetación (margen orográfica derecha).

(*) Actualización agosto 2015: Según me comentan otros montañeros es mejor opción efectivamente subir desde la Cabaña del Cerbillonar dejando el barranco de Labaza a nuestra derecha ya que no encontraremos árboles. Confluiremos de nuevo con la ruta que nosotros hicimos un poco más arriba, sobre la cota 2.100.

   En cualquier caso, salvados esos pequeños obstáculos, desembocamos en una loma herbosa a una cota más elevada que la cascada. Cruzamos el torrente y comenzamos a encontrar algunos hitos dispersos. Los seguimos y realizamos algunas lazadas que nos permiten ganar altura con más comodidad. La hierba irá desapareciendo y dará paso a un firme  más agreste y rocoso. Superamos algunas terrazas y canchaleras hasta plantarnos en el plateau superior, a los  pies de la enorme Marmolera.

   A mano izquierda podremos contemplar por fin la chimenea del corredor de la Moskowa, que hasta este punto había quedado oculta. Está muy alta, todavía hay que subir muchos metros. Un enorme nevero se eleva hasta la misma base del corredor.  Nos ponemos los crampones y el casco y sacamos el piolet. La pendiente aumenta conforme nos acercamos a la rocosa chimenea.

   A las diez de la mañana alcanzamos por fin el corredor (cota 3.000 m.). Nos quitamos los crampones y comenzamos a trepar. Resulta más fácil de lo que esperábamos. Lo mejor es subir por la chimenea de la derecha, hay buenos agarres, se sube bastante encajonado y la progresión es sencilla. Posiblemente resulte más peligroso y expuesto salvar el largo nevero que la corta trepada en roca.

   Al llegar arriba salimos al contrafuerte sur del Cerbillona. Las vistas comienzan a ser impresionantes. Importantes abismos se abren al oeste de las paredes del Cerbillona.

   Continuamos remontando el contrafuerte con sencillas trepadas. Un poco más arriba comenzaremos un flanqueo hacia la derecha en busca del collado Lady Lister. En todo momento vamos siguiendo los hitos que encontramos por la empinada ladera.

  A las 10:30 de la mañana llegamos al collado Lady Lister (3.200 m.). Todo el esfuerzo que llevamos acumulado parece disiparse con la recompensa que ofrece la visión del Glaciar de Ossoue escoltado por las cumbres que pretendemos ascender, formando una gigantesca corona semicircular de roca y nieve. Ninguno de los dos habíamos pisado antes el glaciar con lo cual saboreamos este momento de forma especial, sobre todo al descubrirlo desde su parte alta, como asomados a un balcón privilegiado.

  Tras deleitarnos un rato con las vistas giramos a la derecha y ascendemos en pocos minutos al Pico Central (3.235 m.).  Llevamos ya 2.000 metros de desnivel acumulados pero ahora queda la parte más gratificante del día. Retornamos al Collado Lady Lister y continuamos por la fácil cresta hasta la cima del Cerbillona (3.247 m.). Foto de cumbre y bajamos por la vertiente opuesta, sin pisar el glaciar, hasta el Collado de Cerbillona.

   Siguiendo el cordal encadenamos ahora la ascensión al Clot de la Hount (3.289 m.). La subida se torna más vertical, con algún paso un poco aéreo pero fácil. Puntualmente hay que apoyar las manos pero la roca es buena.

   La cresta que une el Clot con el Pique Longue es bastante más complicada y expuesta, por tanto retrocedemos al Collado Cerbillona y entramos al glaciar. Pasamos bajo las 3 cuevas de Russell, que cada día van quedando más altas debido al retroceso del hielo. No nos ponemos crampones,  la huella está muy marcada, la nieve no está dura y apenas hay desnivel.

   Enseguida llegamos a la base del Pique Longue. Un numeroso grupo baja  encordado. Esperamos a que desciendan para no entorpecer ni exponernos a la caída de piedras.

   En cuanto vemos vía libre comenzamos a trepar. Hay buenos agarres y no hay pasos de dificultad pero hay que tener mucho cuidado con la caída de piedras e intentar no tirarlas tampoco. El casco es más que recomendable.

   Poco después del medio día alcanzamos la cima del Pique Longue o Grand Vignemale (3.298 m.). Estaremos un buen rato en lo alto. Las vistas son fantásticas. Abajo vemos el Refugio de Baysellance y también el de Oulettes, más de 1.000 metros por debajo de nuestros pies.

   Destrepamos por el mismo lugar y nos dirigimos al cercano Pitón Carré, que se encuentra al lado del Pique Longue. Pasamos por la salida del famoso Couloir de Gaubé y nos asomamos brevemente. Se ve muy vertical.

   Trepamos por la ladera Oeste del Pitón, la más cercana al corredor de Gaubé, manteniéndonos cerca de la arista pero a una distancia prudencial de los abismos. Es una trepada fácil pero hay que realizarla con precaución. Quizás una placa un poco lisa a mitad de recorrido sea la dificultad más reseñable. Después la pendiente cede y enseguida llegamos a la cima. Nos tumbamos para asomarnos por el vertiginoso lado norte. Veremos el glaciar des Oulettes muy abajo, a vista de pájaro.

   Descendemos con cuidado y seguimos nuestro recorrido hacia la Punta Chausenque.  Nos ponemos los crampones porque la pendiente del glaciar aumenta y aparece algo de hielo. Habíamos leído que la ascensión más fácil es por el Collado que lo separa de la Espalda de Chausenque.

   Nos acercamos al collado intermedio pero descubrimos que la rimaya está bastante abierta. Avanzamos a una distancia prudencial hasta encontrar un punto accesible, aunque no coincide con el lugar por donde se suele ascender. Nos quitamos los crampones e intentamos buscar un paso.

   Trepamos por la derecha y no lo vemos claro. Lo intentamos por la izquierda y llegamos muy cerca del collado, de hecho la cima de la Espalda de Chausenque la vemos casi a nuestra misma altura. Pero hay que superar unos bloques un poco tumbados que nos separan de la cresta y nos preocupa el descenso. Mirando abajo vemos la siniestra rimaya como una cueva negra que se pierde bajo las profundidades del glaciar. Una caída nos arrojaría a la grieta. Lo comento con Carlos y él tampoco ve razonable continuar, así que nos damos la vuelta. Pienso que no merece la pena arriesgar más de lo prudente por una cima.

   Destrepamos con mucho cuidado. Nos ponemos los crampones y nos alejamos de la rimaya en busca de la huella que desciende por el glaciar. Es todavía temprano y caminamos relajados. Nos llama la atención que somos los últimos en bajar, y son solo las dos de la tarde.

    Al aproximarnos a los límites del glaciar entramos en un terreno descarnado. Las rocas por donde antaño circularon los hielos conservan las cicatrices de la descomunal fuerza del arrastre del glaciar.

   Nos quitamos los crampones y seguimos los hitos que nos llevan a media ladera para enlazar con la senda del GR10 que sube hacia Baysellance. Hay que tener mucho cuidado porque caminaremos bajo las paredes de la cresta Este del Petit Vignemale y hay una importante caída hacia nuestra derecha. Un resbalón tonto, o una piedra desprendida de las alturas podrían hacernos caer por la empinada ladera.

   Finalmente confluiremos con la senda del GR. Ya solamente tendremos que remontar unos 100 metros de desnivel para llegar al Refugio de Baysellance (2.651 m.) donde pasaremos la noche.

  • Desnivel + acumulado: 2.343 m
  • Horario total: 11,5 h. 
  • Distancia recorrida: 20 km.  


El amanecer nos pilla con el Valle del Ara ya muy abajo


Al alcanzar el plateau bajo la marmolera vemos a la izquierda el corredor de la Moskowa


Las vistas comienzan a ser muy aéreas. Cumbres hacia el sur


Zoom a la Moskowa. Todavía tendremos que remontar un largo nevero


Cramponeando por el nevero


Las cimas del Tapou y Milieu las ascenderemos mañana, tras un larguísimo rodeo


Carlos progresa por la chimenea de la Moskowa. No es complicada


Yo finalizando la trepada


Al salir al contrafuerte del Cerbillona vemos a lo lejos el Macizo de Argualas, Sierra de la Partacua...


Ahora recorreremos la sencilla cresta del contrafuerte sur del Cerbillona


Señalando el Collado Lady Lister, nuestro objetivo


Carlos avanza por el contrafuerte


Flanqueando hacia el Collado Lady Lister


¡Por fin, el Glaciar de Ossoue!, ¡Qué bonito!


Carlos llegando al collado Lady Lister


Las cuevas de Russell junto al Collado Cerbillona. A mi me recuerdan a un cangrejo, con esos ojillos


Carlos llegando al primer tresmil del día, el Pico Central


Pico Central y la cresta que lo une con el Monferrat


Clot de la Hount, Pique Longue, Pitón Carré y Punta Chausenque vistos desde el Cerbillona


Carlos llegando al Pico Cerbillona


Conforme nos acercamos al Clot se aprecia mejor la verticalidad de la cara norte del Pitón Carré


Carlos llegando al Clot de la Hount. Cerbillona y Central ya quedan atrás


Trepando al Pique Longue


Llegando al Pique Longue


Cima del Pique Longue


Por el Este vemos el Pitón Carré, Punta Chausenque, Petit Vignemale y al fondo, en la meseta, el Refugio Baysellance


Carlos contempla como entran las nubes desde la cima del Pique Longue


Salida del Couloir de Gaubé y Pitón Carré


Impresionante y preciosa la pared Este del Pique Longue


Punta Chausenque vista desde la cima del Pitón Carré


El Valle de Gaubé, en Francia. Una vista privilegiada desde el Pitón Carré


Descendiendo, en los límites del glaciar de Ossoue


Un tramo de pedrera antes de enlazar con el GR


Track del recorrido en Google


Zoom del track correspondiente al Glaciar y las cimas recorridas




13 comentarios:

Jorge dijo...

David:

QUE GRANDE.

Una fantástica jornada sin duda. Me trae bonitos recuerdos de hace muuuucho tiempo.

Dos comentarios importantes. Buena decisión la renuncia a la Punta y muy importante el tema del casco. Cuando sales en verano no ves un casco ni por asomo.

Espero la reseña de vuestra segunda jornada.

Un abrazo

JonyMao dijo...

¡Muy buena salida, David!
Los planes es bueno que sean ambiciosos... ya se recortarán si es necesario.
Preciosas fotos. Por cierto, a mi también me recuerda a un cangrejilo, jejeje.
Esperando la siguiente jornada.
Saludos

llardana dijo...

Jo... yo también quería... :(
Enhorabuena pareja!!!!

Pirene dijo...

¡PEAZO DE ACTIVIDAD, SI SEÑOR!!

El Vignemale fue mi primer tresmil, el segundo el Central y el tercero el Cerbillona jijiji ;). Hará como unos 16 años. Nosotros subimos desde Baysellance (o como se escriba) y recuerdo caminar por el glaciar como si pisara la luna ¡ains que tiempos!.

Tengo a mi cuñado emperrado con el Moskowa de marras, ya sé que es sencillo pero ¡menudo palizón!, a lo mejor vivaqueando e invirtiendo un par de días... no sé, no sé, me lo seguiré pensando...

Ale pues! Salud y monte que no falten!

David Naval dijo...

Hola Jorge,
La ruta nos encantó. Lo de renunciar a las cimas, cuando se ve demasiado riesgo, cada día lo tengo más claro. Creo que cada uno tenemos que saber nuestro nivel e intentar no sobrepasarlo. Lo del casco, crampones y piolet también es muy importante a la menor que preveemos que hay que atravesar algún nevero delicado.
Un abrazo

Hola JonyMao,
La verdad que estos planes ambiciosos los preparo con mucha ilusión. Como bien dices siempre viene bien saber como recortarlos o posibles escapatorias.
Saludos !

Hola Victor,
Ostras, si lo hubiéramos sabido por nosotros encantados!!. La verdad que ha sido complicado conseguir una fecha que pudiésemos coincidir Carlos y yo. De todas formas envíanos un mail si alguna vez tienes un día libre para ver si podemos coincidir.
Gracias y saludos !!

Hola Pirene,
No te andas con chiquitas eh! Elegiste para "estrenarte" uno de los grandes, y a falta de uno, hiciste tres, ja,ja. Normalmente la gente sube el Garmo Negro o el Taillón como primera opción.
La subida por la Moskowa es dura, se gana desnivel sin descanso, pero cuando ves el glaciar de repente, desde arriba, te olvidas de todo..
Salud y nos vemos !!

IKSA dijo...

Hola David,

Soy Iñaki. Magnífica excursión y excelentes fotografías, enhorabuena! Creo que coincidimos en Baysellance porque nosotros también hicimos noche el sábado allí, para hacer el domingo la cresta del Petit Vignemale.

Lo único me extraña un poco lo que comentas que no pudísteis ascender a la punta Chausenque a causa de la rimaya. Nosotros progresamos por la cresta hasta la punta Chausenque y luego pasamos al glaciar sin ningún tipo de problema, no había rimaya, por la parte Oeste.

Pues nada, a seguir disfrutando del monte.

Iñaki

IKSA dijo...

Por cierto, aquí una reseña de la cresta:
http://www.pirineos3000.com/servlet/DescripcionAscension/IDASCENSION--23028.html

David Naval dijo...

Hola Iñaki,
Si, tuvimos que coincidir en el Refugio. Viendo vuestras fotos no recuerdo las caras pero con la mala memoria que tengo para los rostros no me extraña. Por cierto bonitas fotos las que has colgado.

El problema nuestro fue intentar entrar desde el Glaciar directamente al collado entre Punta y Espalda Chausenque. Allí si que había rimaya. En cambio por la parte oeste, por donde bajasteis vosotros ya cerca del Pitón Carré, efectivamente me fijé que no había rimaya e incluso vi algún hito que te subía para arriba.

Lo que pasa es que ni siquiera intentamos subir por la arista Oeste, la pasamos de largo porque habíamos leído que la subida normal era por el collado Este. Allí solo había un punto donde la rimaya podía pasarse sin riesgo (no llevábamos cuerda y no podíamos asegurarnos).

Saludos y gracias por tu visita !!

David R dijo...

Hola David.
Me deja alucinado la pérdida de espesor del glaciar. Comparando la foto que le echáis a las tres cuevas(que es imposible subir a ellas) con la foto que tengo dentro de la mas baja en agosto de 2003. Solo tuvimos que subir la cuerda con el baston para llegar a la clavija que estaba en el borde de la cueva.

Por otra parte felicidades por la magnífica travesía,y por el estupendo Blog que habéis creado.

un saludo.

Trepallina - MasLlinaQueTrepa dijo...

Estupenda actividad.
Joder que ganas tengo de visitar el Vignemale...

David Naval dijo...

Hola David R.
Parece que durante un mismo año puede haber incluso bastante fluctuación entre finales de invierno y finales de verano. Pero según me cuentas tu también lo visitaste en agosto con lo cual deduzco que ha debido de perder bastante espesor.
Gracias por tu visita y comentarios.

Hola Trepallina,
El Vignemale desde luego merece una visita.
Gracias por pasarte.

Tomy dijo...

Hola, preparando ya nuestra próxima salida de verano, me he encontrado con tu blog. Felicidades por vuestra ruta, bonitas fotos y bonita descripción. Precisamente esta "machada" es la que les quiero preparar a los colegas para el verano, salvo que nosotros dormiríamos en el Circo de Labaza dos noches, la de ida y la de vuelta.

Nos acojona un poco todo..., el nevero de subida a la chimenea, la chimenea en sí y el trayecto hasta el Collado de la Sister esa... A veces lo veo clarísimo y otras no tanto. En fin..., todavía tenemos tiempo de pensarlo.

Otra vez enhorabuena y felicidades por tu blog.
Un saludo.

David Naval dijo...

Hola Tomy,
Yo os recomendaría ir cuando quede ya muy poca nieve. En general a finales de agosto y sobre todo en septiembre suele ser buena época. Si en el corredor y en la parte de arriba no queda nieve no tiene dificultad llegar al collado Lady Lister. Con nieve o hielo en cambio la cosa cambia mucho.
El nevero previo al corredor suele aguantar gran parte del verano. Si queda poca nieve hasta se puede evitar por las rocas de la parte izquierda pero siempre hay que llevar los crampones por lo que te puedas encontrar. En el glaciar los necesitareis también.
La ruta es exigente físicamente pero si estáis acostumbrados a moveros por montaña, a hacer alguna trepada y al manejo de crampones no deberíais tener ningún problema.
Gracias por la visita y espero que podáis realizar la ruta. Os gustará.
Saludos.

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por vuestros comentarios y sugerencias.